La base del diagnóstico radica en una adecuada sistemática y minuciosa exploración de todas las áreas de la cavidad oral.
Lesiones elementales: macula, papula, placa, nodulo, tumor, vesícula, erosión, ulcera. Claves para establecer el diagnóstico diferencial.